ticketea travel in París

Los pasteles más famosos de París y dónde comprarlos

París es conocida mundialmente por sus museos, su historia, su cultura… ¡Y su gastronomía! La ciudad está llena de pastelerías y la repostería francesa repleta de exquisiteces capaces de cautivar a los paladares más golosos. Si eres un amante de los dulces te recomendamos que leas este artículo con el estómago lleno… ¡o acabarás dándole bocados a la pantalla!

Conoce más restaurantes en París, brasseries, creperies o restaurantes de comida típica. Aprovecha para pasear por los barrios de París mientras llenas el estómago probando algunos de los pasteles de París más famosos.

Afílate los dientes porque estás a punto de conocer algunas de las mejores pastelerías de París.

 

Disfruta de los dulces más típicos de París

 

Tarta Saint-Honoré

La tarta de Saint-Honoré es un postre clásico francés y está elaborada con profiteroles montados sobre una base redonda rellena con crema Chiboust y nata montada.

Hay quien asegura que el nombre de esta tarta procede de la calle donde empezaron a venderse por primera vez: la rue Saint Honoré, pero hay otra versión que afirma que recibe su nombre en honor al patrón de los panaderos y pasteleros: San Honorato de Amiens.

Independientemente de su origen, no deberías marcharte de París sin darle un buen bocado a esta tarta y en La Pâtisserie des Rêves preparan una exquisita.

Pasteles Saint-Honoré
 

Las chouquettes

Las chouquettes son unas pequeñas bolitas hechas con masa choux y azúcar de grano espolvoreado por encima. Tiene un aspecto parecido a unos profiteroles o unos buñuelos, pero son muy ligeros. Es fácil devorar media docena sin apenas darte cuenta.

Estas delicias fueron inventadas en el siglo XVI cuando el pastelero italiano de la reina Catalina de Medicis inventó la pasta choux. Son muy populares y fáciles de hacer por lo que podrás encontrarlos en casi cualquier panadería o pastelería de la ciudad. Si quieres probar un dulce típico de París, pregunta por él.

Sin embargo, si quieres probar los mejores, te recomendamos los preparados por la panadería y pasterería Pain Pain, que se encuentran en el número 1 del ranking de la revista francesa Le Figaro.

Plato con chouquettes
 

Paris-Brest

El origen de este postre se remonta a 1910, cuando el pastelero Louis Durand, que era seguidor de la famosa carrera ciclista París-Brest, decidió crear un postre con forma de rueda de bicicleta que posteriormente se regalaría a los ciclistas.

Al creador de la carrera, el periodista Pierre Giffard, le encantó tanto la idea que realizó un reportaje que multiplicó la fama de este postre hasta convertirlo en un imprescindible de la gastronomía francesa.

El París-Brest está elaborado con la versátil pasta choux, relleno con crema praliné y espolvoreado con almendras laminadas.

Si quieres probar un exquisito Paris-Brest, no dejes de visitar la chocolatería del chef Jacques Genin o la ya mencionada La Pâtisserie des Rêves.

Paris-Brest
 

La religieuse

La religieuse es un postre elaborado a base de pasta choux y crema pastelera, habitualmente de chocolate o café. Está formado por dos buñuelos colocados uno sobre el otro, asemejando el atuendo de una “religiosa”. Su aspecto es realmente apetecible, ¿no? Es uno de los pasteles parisinos más contundentes de la lista.

Se dice que este postre fue inventado en París en 1856 en el famoso café Frascati del Boulevard Montmartre. Por aquel entonces la recete era muy parecida, pero tenía una forma rectangular. No fue hasta finales del siglo XIX cuando adoptó su diseño actual.

Unas de las mejores religieuses de la ciudad son las que preparan en la Maison Praider, donde elaboran una treintena de ellas cada día desde hace años.

 Religieuses
 

Les macarons

Aunque estos pequeños pastelitos de colores tienen su origen en Italia, la capital francesa los ha adoptado desde hace siglos y no es extraño encontrar estos llamativos dulces repartidos por toda la ciudad. Son tan buenos como llamativos y no podíamos terminar este recorrido por los dulces de París más famosos sin mencionarlos.

La receta de estas pequeñas galletas ha sufrido grandes variaciones con el paso de los años, pero siguen manteniéndose los ingredientes básicos (clara de huevo, almendra molida, azúcar glas y azúcar).

La presentación actual está formada por dos de estos pastelitos unidos por una crema o ganache y la culpa de su gran popularidad se le atribuye a Pierre Hermé, ya que fue el que le añadió los distintos colores y sabores.

Si bien los macarons se pueden comprar en casi todas partes, los de Ladurée y Pierre Hermé se encuentran entre los más populares. ¡Por algo será!

Macarons

Después de esta dosis de dulce, necesitas algo con lo que acompañar a tus pasteles parisinos, ¿qué te parece un recorrido por los cafés de París más famosos?

1 Response

Déjanos tu comentario…

En las redes sociales

Guía de París

Visita París - Guía de viaje